Matronatación

Tienes piscina en casa y te da miedo que tu niño pequeño sufra un accidente y en un momento de descuido se caiga dentro. Por un lado es un aprendizaje que nos aportará la tranquilidad de que nuestro hijo sepa defenderse en el medio acuático, pero si además estamos fomentando que su desarrollo motriz sea mucho más enriquecido, esta es la actividad perfecta para los peques.

Mediante juegos y en un entorno agradable el niño irá aprendiendo a disfrutar del agua, y poco a poco llegar a controlar una actividad que presenta tantos beneficios como es la natación.

No aseguramos tiempo en el que el niño aprenderá a nadar, ya que cada niño tiene sus periodos de aprendizaje, y queremos que disfrute de la actividad y no le genere estrés o potencie su miedo al agua. ¿Acaso las cosas que haces obligado te traen gratos recuerdos?

Dependiendo de las características del vaso donde realicemos las sesiones, se pueden dar clases desde prácticamente recién nacidos. Previo visto bueno de nuestro pediatra podemos empezar a desarrollar el gusto hacia la actividad acuática.