Empresas

Está demostrado que tener una plantilla sana que cuide su estilo de vida mediante ejercicio y una alimentación equilibrada evita que haya bajas laborales y que sea más productiva. Si además introducimos el factor social, donde poder realizar actividades junto a compañeros con los que lo mismo apenas habías cruzado palabras y te das cuenta que es más afín a ti de lo que te hubieras imaginado, no hay nada como realizar actividad física regulada.

Llevar la actividad a tu propia empresa, donde habrá un entrenador especializado en la actividad que mejor se ajuste a los gustos/necesidades de la plantilla: Pilates, hipopresivos, entrenamiento funcional, club de running, stretching, etc.

Seguramente haya un espacio que no tiene un uso claro o que está desaprovechado. Dependiendo de la cantidad de metros que disponga la sala, y de la cantidad de dinero que se quiera invertir en acondicionar ese espacio se podrá crear una pequeña sala de entrenamiento.

Mediante empresas de distribución de material deportivo a las que estamos asociados podremos introducir desde simplemente unas colchonetas a poder equipar ese espacio con maquinaria y que se pueda disfrutar de la actividad deportiva dentro de la propia instalación, mediante un estudio previo tanto del lugar como de la maquinaria que sería viable y sobre todo funcional. No vamos a poner una cámara hiperbárica porque nos han dicho que va muy bien para recuperar…

Por un lado se realiza un trabajo de team building y conseguir que la plantilla de trabajo tenga un espacio para hacer “piña”. Al habilitar un espacio, se podría dar uso libre y que el trabajador sienta que tiene la posibilidad de hacer ejercicio de manera sencilla al tenerlo en el propio lugar de trabajo sin tener que desplazarse a otra instalación o perder el cotizado tiempo.

Gracias a la actividad física se liberan una serie de hormonas que hacen sentir a la persona más “feliz” y por otro lado tiene ese factor de catarsis y liberación de estrés. Por lo tanto fomentamos un ambiente más propicio para un buen desarrollo laboral.

Si mejoramos el estado de forma de la plantilla, habrá menos bajas laborales relacionadas con molestias físicas.

Al realizarse en formato de clases dirigidas, de cara a la financiación (ya sea pagada por la empresa íntegramente, parcialmente o por el trabajador) es más económico que contratar el servicio en instalaciones exteriores.

Otros servicios que estarían disponibles y a un precio más competitivo para los empleados de la empresa que contrata el servicio sería:

  • El de entrenamientos personales.
  • Entrenamiento para embarazadas.
  • Planes nutricionales personalizados.
  • Charlas sobre aspectos saludables (nutrición, higiene postural en el trabajo, lesiones específicas).
  • Organización de actividades de ocio o eventos deportivos/familiares.
Para más información rellena el formulario de contacto